viernes, 30 de marzo de 2012

XENOFOBIA


XENOFOBIA: (palabra formada con los términos  griegos ξένος forastero y  φοβία aversión, odio) Odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros.
La palabra griega ξένος se suele aplicar a los propios griegos que eran extranjeros en las otras poleis griegas. Además empleaban el término βάρβαρος, también extranjero, para referirse a quienes procedían de Persia y otras regiones no griegas, allí donde se hablaba bar bar, y con esta onomatopeya (similar a nuestro bla bla) indicaban que no se entendía su lengua y, sobre todo, que no se regían por leyes igualitarias. Por eso su derivado BÁRBARO tiene la connotación de fiero y cruel.
Con frecuencia nos echamos las manos a la cabeza por lo que está sucediendo en Grecia, que es terrorífico, sí. Y eso que no nos enteramos más que de una pequeñísima parte, tamizadas las noticias como están, en general, por lo que resulte más conveniente o sensacionalista en cada momento y por nuestra propia endeble atención. Un ejemplo: ¿alguien nos ha informado de que mañana es el Día de acción europeo contra el capitalismo?
Ante los problemas de paro y los desórdenes ciudadanos que padece el país, el actual gobierno griego ha decidido retirar de las calles a quienes tengan conductas delictivas (eso sería lo correcto), que sean inmigrantes (... al fin y al cabo son de otros países) e internarlos en centros especiales (¿?). Seguramente algunos piensen que es una medida adecuada dada la situación de crisis y que hay que limpiar las calles de indeseables que lastran la recuperación económica, pero ¿quien comete un delito no tiene ya asignada una pena según la ley?, ¿una conducta delictiva es un delito o su significado es tan amplio que puede serlo cualquier acto que determinen las autoridades, como ofrecer una comida de beneficencia "fuera de los cauces legales"?, ¿se podrían extender estas detenciones a otro tipo de personas?, ¿por qué se les va a recluir en centros especiales y no en cárceles, o es que no serían delincuentes?, ¿no se parecen mucho  esos centros de internamiento a campos de concentración?, ¿qué opinión nos merece esta medida de las autoridades griegas?.

Y aquí me viene a la memoria ese poema de Martin Niemöller atribuído a Bertolt Brecht:
Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque no era judío.
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

En España pensamos que, afortunadamente, no estamos en una situación tan terrible como la de Grecia y, de hecho, se están tomando las medidas adecuadas para que no nos suceda lo mismo (que sepamos). Por cierto, en un medio de comunicación bien moderado y hace más de dos años apareció esta noticia, ¿qué estará sucediendo ahora?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada